La noche en que el PP creció más y los sondeos volvieron a equivocarse

Los socialistas ganan 33.000 votos respecto a 2004 mientras que los 'populares' suman 400.000 más

REDACCIÓN | 10 de marzo de 2008

Enlaces relacionados

La jornada empezó con euforia contenida en el PSOE. Los sondeos le eran favorables. Todos coincidían en que era el ganador de la contienda electoral e incluso se veía con mayoría absoluta. Las encuestas han acertado en la victoria socialista pero no han sido capaces de ajustar la horquilla de escaños. Eran mayoría las que se movieron entre los 172 y los 176 escaños para los socialistas. Al final, 169 escaños para el PSOE.

Tampoco han estado acertados los sondeos con el PP; en este caso, menos todavía. Se movieron entre los 142 escaños y los 152. Con el escrutinio completado, a falta del voto por correo que no supondrá grandes cambios, los 'populares' se quedan con 153 escaños.

La lectura de la noche es clara: ha ganado el PSOE pero el PP ha subido más en porcentaje de votos. De esta manera, el partido de Rajoy no consigue recortar la diferencia con los socialistas en diputados, se mantiene en 16, pero sí en votos: si en 2004 el PSOE sumó 11.026.163 votos, hoy ha conseguido 11.064.524 (casi 40.000 más) mientras que el PP tiene hoy 10.169.973 frente a los 9.763.144 (400.000 más).

También en porcentaje de votos ha subido más el PP; el PSOE ha sumado el 43,64% frente al 42,59% de hace cuatro años. Los 'populares' se quedan con el 40,11% frente al 37,71% de hace cuatro años.

Pese a todo, los 11.064.524 de sufragios obtenidos por el PSOE le han permitido alcanzar el mejor registro histórico de votos.

Para el PP, las 10.169.973 papeletas sumadas son su segunda mejor marca histórica; se ha quedado a 150.000 votos de la de 2000.

Cataluña y el País Vasco, claves de la victoria socialista

En Cataluña está una de las claves de la victoria socialista. Las incidencias en las obras del AVE, los problemas en El Prat y el caos generalizado en las infraestructuras no han pasado factura al PSOE. Al contrario, ha sumado cinco escaños más que en 2004. Entonces había conseguido 21 diputados y ahora tiene 25. EL PP, tras la salida de Josep Piqué de la dirección del partido en la comunidad, también sube, pero mucho menos. Pasa de 6 escaños a 8.

Y en el País Vasco puede estar la otra clave: el PSE ha ganado dos escaños, que se los ha quitado a PNV y PP. El triunfo de los socialistas y la bajada del PNV abren una incógnita sobre el futuro de la consulta propuesta por el lehendakari para el 25 de octubre y el adelanto de las elecciones autonómicas, que deberían ser en abril del año que viene.

La atención estaba puesta especialmente en Mondragón, el municipio guipuzcoana donde el viernes ETA asesinó al ex concejal socialista Isaías Carrasco. El PSE, con 4.231 votos, ha sido la formación más votada mientras la abstención reclamada por ETA se ha elevado al 40,49%, 14 puntos más que en los comicios generales de hace cuatro años.

El PP mantiene sus feudos de Madrid y Valencia

En Castilla y León sigue mandando el PP aunque con menos apoyos. Todo lo contrario que en Madrid: sigue siendo feudo de los 'populares', que suman un diputado más (hasta los 18) en detrimento del PSOE (baja a 15). Y es precisamente a costa de los socialistas que UPD, el partido creado por Rosa Díez, entra en el Congreso.

La Comunidad Valenciana se consolida como el otro gran feudo del PP, que gana dos nuevos diputados (de 17 a 19) y aumenta en casi cinco puntos sus votos. El PSOE, que conserva sus 14 escaños, no ha logrado mejorar los resultados del 2004, pese a que presentaba a la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, como cabeza de lista por Valencia.

Similar situación se da en Murcia, donde los populares ganan el nuevo escaño que había en juego sumando siete y obtienen el mejor resultado de este partido de todas las comunidades autónomas (61,4%). El PSOE, con el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, a la cabeza, pierde apoyos en esta comunidad, aunque mantiene sus tres escaños.

Las comunidades donde el mapa electoral se ha mantenido sin cambios respecto a las anteriores elecciones generales han sido Extremadura, Asturias, Cantabria, Baleares, La Rioja y Navarra.

Al PSOE no le bastarán los apoyos de IU y ERC

Con estos datos, al PSOE se queda a siete escaños de la mayoría absoluta y volverá a necesitar apoyos para gobernar. Pero no le bastará con sus anteriores socios de IU y ERC por su fuerte descenso, sino que deberá contar al menos con el BNG (Coalición Canaria queda excluida por gobernar con el PP en las islas). Otra posible fórmula podría ser el PNV con Nafarroa Bai.

Sí que bastaría al PSOE una coalición con CiU, que se queda con diez asientos en el Parlamento, aunque este partido hace oposición a los socialistas en Cataluña, donde el PSC gobierna con ERC e ICV. Con respecto a 2004, desaparecen del arco parlamentario dos fuerzas con las que el PSOE ha podido contar en la legislatura pasada: la Chunta Aragonesista y Eusko Alkartasuna.

Con este panorama, aunque en la distribución de escaños avanza el bipartidismo (el PSOE y el PP ganan cinco diputados) y hay un gran desgaste de diversas formaciones nacionalistas, su concurso puede resultar imprescindible para que el partido vencedor de las elecciones generales pueda ejecutar su programa de Gobierno.

La participación, como en 2004

La participación ha sido similar a la de 2004. Un 75,32% frente al 75,66% de hace cuatro años. En el País Vasco, donde ETA había pedido la abstención, la participación se ha situado en el 64,9%, diez puntos menos que hace cuatro años.

El voto en blanco ha sumado el 1,12% de los sufragios emitidos, lo que supone la tercera cifra más alta de la democracia, pero por debajo de los registros de 2000 y 2004.

Y pese a la Ley de Igualdad, el Congreso surgido de estas elecciones, que se constituirá el próximo 1 de abril, contará con 126 mujeres, el 36% del total de diputados del hemiciclo, y una menos con respecto a las elegidas en 2004.

El número de diputadas se aleja así de la paridad que propicia la Ley de Igualdad y que establece una composición equilibrada de las listas electorales.

La obligatoriedad afecta a las listas electorales, de manera que en cada tramo de cinco puestos los candidatos de uno y otro sexo no podrán estar representados en menos del 40 por ciento. Precisamente estos tramos son los que han impedido que grupos como el PNV, ERC o IU no vayan a contar con ninguna mujer entre sus filas, ya que las candidatas figuraban en lugares que no han resultado elegidos por los electores.

El PSOE tiene tres mujeres menos que hace cuatro años, cuando consiguió 76 actas de diputadas, mientras que el PP ha aumentado en 2 las 43 féminas que se sentaron en la Cámara Baja hace cuatro años.CiU, que en 2004 sólo obtuvo una diputada, ahora estará representada por cuatro parlamentarias.

Elecciones generales 2008 _Redacción